Emprender en pandemia

“(…)“Estos tiempos son para reinventarnos, se suele escuchar y leer por doquier, no es sencillo hacerlo; hay que cambiar patrones que tenemos instaurados en la mente que nos pueden poner trabas al avanzar”.

“Emprender en pandemia”

Publicado por Perú 21 – Grupo El Comercio 

El 2020 estuvo duro y rudo, no solo para la salud física, sino también mental y económica. Muchas personas sufrieron pérdidas irreparables; para otras, sin haberlas tenido, el hecho de estar en cuarentena y dejar de realizar sus actividades acostumbradas fue un radical cambio que impactó en sus emociones, tanto que pudo haber interferido en sus temas laborales, económicos; por ende, afectó sus bolsillos si es que no reaccionaron de manera adecuada.

Estos tiempos son para reinventarnos, se suele escuchar y leer por doquier, no es sencillo hacerlo; hay que cambiar patrones que tenemos instaurados en la mente que nos pueden poner trabas al avanzar. Pero te diré algo: si no despiertas, si no pones en acción tu vida, los motores se empezarán a apagar uno a uno. Uno de ellos, vuelvo y digo: el económico.

Una alternativa –aunque de mucha incertidumbre– es emprender de una manera que te ayude a poner en marcha esas ideas que tienes dando vueltas hace mucho tiempo. Una pregunta que me suelen hacer es “licenciada, ¿acaso es posible emprender en pandemia?, ¿es oportuno?”. Permíteme compartir contigo por qué razones sí podrías convenientemente emprender y eso lo vives en carne propia en el programa de formación emprendedora que brindo dentro de ‘Prósperos’:

1. Tiempo para emprender: sabemos que más del 70% de proyectos mueren en el primer año; no seas parte de esa estadística y aprovecha estos tiempos de pandemia y cuarentena aterrizando tu idea y llévala al éxito.

2. Menores costos: si antes de la pandemia querías poner un negocio de comida, tenías que invertir en mesas, sillas y toda la infraestructura; sin embargo, ahora puedes promocionar tu negocio y enviar los pedidos por delivery. De igual forma, la comunicación virtual permite el ahorro de costos y tiempos en traslados, por ejemplo.

3. Compras por Internet: antes de la pandemia, muchos postergaban tener la experiencia de hacer operaciones por Internet, había mayor incredulidad, desconfianza; hoy en día, no queda más remedio que comprar por el medio digital, pues se opta por el cuidado de la salud y para evitar contagios. Esto tiene una ventaja para el emprendedor, ya que tendrá mayor chance de vender digitalmente, con menos costos.

4. Nuevas oportunidades: este contexto también trae oportunidades para las personas que quieran mejorar su economía, o comenzar proyectos en sus vidas, de una forma consciente y honesta. La pandemia trajo consigo otras necesidades, al estar todos haciendo las actividades desde casa. Es cuestión de identificar la necesidad, seguir el proceso y ponerla en acción.

Vivamos la experiencia de emprender. Te veo en el taller.

Escrito por Liz Reyes – Especialista en Bienestar Económico y Emprendimiento – “PRÓSPERO$

Empieza a ser Líder de tu Economía ¡EMPRENDIENDO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *